Video del potente ionizador bipolar PBI M-480 destruyendo partículas de humo en 28 segundos.
El virus no puede transmitirse por el aire sino dentro de partículas para transportarse.
No se trata de una medida filtrante capaz de captar partículas en una sola pasada como un filtro, sino que necesita de varias recirculaciones para ser totalmente eficiente, y su mayor ventaja es que no produce pérdidas de carga ni tiene mantenimiento.

El ionizador bipolar consigue varios objetivos importantes de sobras comprobados al cabo de 30 minutos de estar actuando:

1.- Elimina Virus y bacterias en las dos vías de contagio: aérea y por contacto. Resultado de efectividad del 99,4% en el aire y en las superficies después de 30 minutos según análisis de laboratorios universitarios y laboratorios privados certificados. Convierte los sistemas del aire acondicionado (vectores probados del coronavirus) en aliados para exterminar todo tipo de patógenos. Mientras funciona el aire acondicionado para calentar, enfriar o ventilar los espacios, se consigue que el aire esté constantemente higienizándose reduciéndose de esta manera los olores. Los iones bipolares descomponen los olores en su origen y los eliminan, ¡sin enmascarar ni diluir!

2.- Elimina los VOC (Compuestos Orgánicos Volátiles). Los iones bipolares descomponen gases tóxicos y compuestos de productos químicos peligrosos como productos de limpieza, pesticidas, pinturas, solventes, hongos, esporas y más. Reduce significativamente el nivel de concentración de CO2 en el aire 

3.- Modifica la adhesión de mohos, virus y bacterias, evitando su colonización, por lo que es un complemento ideal para conseguir eliminar de los conductos del aire viejas colonias de patógenos una vez colocados sistemas virucidas y bactericidas totales como los rayos ultravioleta.
4.- Elimina la carga estática por equilibrio iónico actuando sobre gérmenes, partículas y compuestos orgánicos hasta en un 96% de efectividad liberando una alta concentración de iones primarios negativos y positivos capaz de neutralizar contaminantes de diversos orígenes como el polvo, el humo del tabaco, formaldehído cancerígeno, benceno, etc, sin generar concentraciones u olores desagradables de ozono. 

5.- Los iones bipolares producen un bío-clima natural rico en moléculas de oxígeno activas. Los iones negativos contienen un electrón adicional mientras que al ion positivo le falta un electrón que resulta en una condición inestable. Se ha demostrado que modificar estos iones inestables proporcionan un alto nivel de calidad del aire que se traduce en:

a) Reducción del 86% en partículas de polvo en 15 minutos
b) Eliminación del 91% de las esporas en 9 minutos
c) Reducción del 96% de COV (compuestos orgánicos volátiles) en 60 minutos
6.- Aumenta el sistema inmune del cuerpo contra alergias estacionales como la fiebre del heno, el frío e incluso la jaqueca.

7.- Mejora notablemente el estado de los asmáticos.

8.- Protege nuestros labios y el tracto respiratorio de la inflamación.

9.- Ayuda a dormir mejor aliviando la tensión.

10.- Es un anti depresor natural para una persona que padece depresión.

11.- Mantiene alerta. Mejora el enfoque y la claridad mental a través del aumento del flujo de oxígeno.

12.- Mejora la salud de la persona, el nivel de energía y el bienestar.

13.- Revitaliza el diafragma celular y acelera la tasa de curación por lesiones.

14.-Normaliza la tasa de respiración que ayuda a reducir el estrés y la presión arterial.

15.-Los humanos y mamíferos absorben el oxígeno de forma más eficiente del aire ionizado limpio, lo que mejora la salud general y el bienestar.

16.- Mejora el estado de alerta y la concentración.
IONIZACIÓN BIPOLAR
La IONIZACIÓN BIPOLAR, también conocida como la ionización de plasma frío o Active Pure, es la única medida compatible con el ser humano que produce esterilización en el aire y superficies sin ningún tipo de peligro ni limitación de exposición y de forma continua. Además, la IONIZACIÓN BIPOLAR es la técnica más eficaz en la actualidad para mejorar drásticamente la calidad del aire. En el pasado, mejorar la calidad del aire interior a menudo se veía como un lujo, ahora, mucha gente lo ve como algo esencial.


Un ion es un átomo o molécula que no tiene una carga eléctrica neutra. Se denomina catión un ion con carga eléctrica positiva, y anión un ion con carga eléctrica negativa.
El proceso de ganar o perder electrones (respecto al átomo o molécula neutros) se llama ionización.

Se suelen representar los cationes y los aniones con el símbolo del átomo correspondiente y el símbolo "+" o "-" (cationes + aniones -).

 

Un sistema de ionización bipolar es capaz de elevar el nivel de iones desde un interior cerrado y contaminado hasta un bosque en plena naturaleza.

¿Cómo funciona la IONIZACION BIPOLAR?


Se trata de un concepto muy sencillo, pero que presenta dos grandes retos: primero, ser capaz de generar grandes cantidades de iones negativos y positivos continuamente en la cantidad suficiente y segundo, no provocar descargas estáticas ni producir ozono en el proceso de generación, ya que podría provocar subproductos no deseados. 


Como ya sabemos, un ion es un átomo cargado eléctricamente. Así, el proceso de ionización consiste en dotar de carga eléctrica las partículas formadas por átomos presentes en el aire.

Esta carga puede ser positiva o negativa y la Ionización Bipolar genera cargas de ambas polaridades simultáneamente. 


Estos iones actúan en los tres principales grupos de contaminantes: partículas en suspensión, finas y ultrafinas; carga microbiológica, bacterias y hongos, olores y compuestos orgánicos volátiles.


Así, los iones atraen rápidamente a las partículas en suspensión dotándolas de carga y provocando que se atraigan mutuamente y formen partículas más grandes que precipitan al suelo eliminándose del aire y, por tanto, dejando de respirarse volátiles mejorando la calidad del aire y, en el proceso natural de recombinación de los iones, se forman iones de oxígeno que son atraídos por los microbios, provocando la eliminación de estos. Además, el impacto de los iones de ambas cargas provoca una reacción redox controlada que reduce los compuestos.

Esta es la explicación resumida del Doctor Phillip M.Thierno, profesor en la escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York y uno de los principales expertos mundiales en ionización:

El efecto de los generadores de ionización bipolar en microorganismos:

“Los iones negativos y positivos que genera BPI (Bipolar Ionization) están diseñados para tratar y permitir energía impartida por los iones para transformar oxígeno ordinario en especies de oxígeno reactivo (ROS), superóxidos, peróxidos e hidroxilos. Estos iones tienen la propiedad de agruparse alrededor de micropartículas y, por lo tanto, rodean sustancias nocivas como el moho en el aire, virus, bacterias y alergenos. En ese punto, se produce una reacción química en la superficie de la membrana de la célula, y se transforman en radicales OH, que son poderosamente activos (Potencial de oxidación estándar [V] = 2.81 para OH vs H2O2 = 1.78 y OO2 = 1.23) y debido a que son inestables, roban la sustancia nociva de un átomo de hidrógeno (H). El resultado es que se inactivan al cortar la proteína en la membrana celular, lo que causa la apertura de agujeros, destruyendo así la entidad. Los radicales OH se unen instantáneamente con el hidrógeno (H), formando vapor de agua (H2O) que regresa al aire. Es importante tener en cuenta que la ionización bipolar mata a los microbios sin dañar el ADN, por lo cual, no causa cáncer en el interior de las células, a diferencia de otros agentes físicos y químicos o el uso de productos químicos cáusticos. Por lo tanto podemos aseverar que BPI es totalmente VERDE y puede reducir los patógenos hasta un 99% en minutos”. (Ver todo el informe en apartado técnico).
La IONIZACIÓN BIPOLAR alcanza su máxima efectividad cuando está instalada en los sistemas preexistentes de climatización, ya sean sistemas de aparatos tipo Split o fancoils independientes, o sistemas de ámbito más tradicional como pueden ser las enfriadoras conectadas a una UTA y esta a su vez a los conductos repartidos a los ventiladores interiores, tanto en habitaciones como en áreas comunes. Al ser instalado en el mismo sistema de climatización, nos permite enriquecer enormemente el aire suministrado con iones, permitiendo que el 100% del aire sea purificado, incluso inactivando contaminantes presentes en las superficies del lugar y aglomerando la presencia de polvo en el ambiente para luego depositarse en el suelo. La ionización bipolar por plasma a baja temperatura es el único sistema de desinfección e higienización existente de los ambientes ocupados.
El flujo de aire distribuye los iones energizados en todos los espacios servidos por el sistema de conductos, o en el espacio correspondiente si se utiliza una unidad independiente de split. La integración del dispositivo es muy sencilla de instalar en los sistemas de climatización comerciales y residenciales existentes.

A diferencia de la mayoría de los sistemas de purificación de aire, busca y neutraliza los contaminantes en su fuente. Esto es muy superior a la mayoría de los métodos de purificación de aire porque funciona donde trabajamos y nos desenvolvemos. Nuestro Ionizador no espera a que los contaminantes lleguen al filtro dentro del controlador de aire, sino que los iones cargados van a los contaminantes en el espacio donde respiras, al igual que en la naturaleza.  El mantenimiento es muy económico o inexistente dependiendo del dispositivo instalado.
Gracias a la tecnología de la Ionización Bipolar, los ingenieros y arquitectos consultores pueden ofrecer importantes ahorros de costos iniciales, reducción en el uso continuo de energía y una calidad óptima del aire interior para sus clientes al reducir hasta el 75% de la entrada de aire exterior. Esto se debe a la purificación continua a la que es sometido el aire interior. Esto unido a la seguridad de ausencia total de patógenos gracias a la instalación de ultravioletas nos dan como resultado un aire purificado y esterilizado a la vez.

 Los hospitales más reconocidos del mundo como el John Hopkins Hospital, la Clínica Mayo o la Cleveland Clinic, junto con las universidades más famosas como Harvard, Princeton o Nueva York, ya lo tienen instalado. Las sedes de Google, Bank of América, Marriott Hotels, IBM, el Aeropuerto Kennedy, el Aeropuerto de Los Ángeles (LAX), son algunos otros ejemplos de miles de grandes empresas y lugares públicos que han confiado en la tecnología de la ionización bipolar y los ultravioletas C para la seguridad de sus clientes y empleados.
Nuestros ionizadores están fabricados bajo un estricto sistema de gestión y control de calidad internacional y han pasado la certificación del sistema de calidad IS09001 y la certificación del sistema de gestión ambiental ISO14001. Están certificados por SGS, TUV, UL, CCC y poseen las aprobaciones CE y Rohs para la Unión Europea.
  • Facebook
  • Instagram